viernes, 5 de febrero de 2016

Protege tu marca en 4 pasos

Por Asunción Ramírez


Ya en la entrada anterior teníamos las preguntas y no son más que 4, las que aseguran que la imagen y nombre de tu marca estén bien protegidos.


¿Cómo llevar a cabo la elección correcta del proveedor?

La varita mágica no existe. Lo que sí existen son metodologías y herramientas de apoyo que contribuyen a  garantizar que, al menos a priori, el proveedor es un potencial socio que cumple con todos los requisitos que la organización demanda. Para ello, las organizaciones deben poner en marcha procesos exhaustivos de homologación que requieren ser complementados posteriormente con la evaluación continua de sus proveedores. Este proceso de evaluación permitirá conocer el desempeño del proveedor en el tiempo, anticiparse a los posibles problemas y mantener con él una “tensión” positiva que le empuje a mejorar para no perder su homologación; aspecto que repercutirá de forma favorable en la organización.

¿Qué debe contemplar un proceso de homologación?

Como mínimo, con independencia de cuál sea la categoría de compra a la que pertenezca, la organización debe asegurarse de que el proveedor es solvente financieramente, que satisface los requisitos de calidad y que cumple con las exigencias éticas, sociales y medioambientales requeridas. Para categorías de compra específicas, que sean más críticas, más recurrentes o que tengan un volumen económico alto pueden establecerse requerimientos adicionales como exigir una mayor capacidad financiera, certificaciones concretas, muestras, cobertura específica, etc. Estos procesos de homologación electrónicos facilitan la valoración inicial de los proveedores en función de la puntuación asociada a sus respuestas, pudiendo establecer criterios que determinen la exclusión del proveedor, o barreras mínimas a superar para seguir formando parte del proceso.
Como parte del proceso de homologación, dependiendo de la criticidad y características de la categoría resulta de interés incluir en el mismo el resultado de la auditoría realizada en las instalaciones del proveedor si ésta se ha considerado necesaria.

¿Cómo llevar a cabo este proceso?

Mediante el uso de herramientas de apoyo se pueden registrar, clasificar, homologar, evaluar y analizar el riesgo de los proveedores. La fase de homologación suele implementarse con formularios electrónicos a los que el proveedor deberá dar respuesta y anexar la documentación que se le requiera para que, posteriormente, esta información sea analizada internamente y en base a los criterios establecidos se asigne un estado al proveedor.
Los Departamentos que por regla general participan en mayor o menor medida en definir el contenido que deben albergar los formularios y en validar los requisitos aportados para determinar el estado del proveedor (homologado, excluido, en fase de homologación, etc.) son: Compras, Financiero y Calidad.

¿Para qué sirve la evaluación?

Para tener un conocimiento cierto, claro y periódico de cuál es el rendimiento del proveedor en nuestra organización. De esta forma, si tras este análisis periódico se detecta que un proveedor va perdiendo posiciones respecto a una valoración inicial, se le informará y, se le podrá dar la oportunidad de poner en marcha las medidas correctoras oportunas que le permitan mantener su homologación.
Pero, debemos tener claro que para que la evaluación del proveedor sea útil y no se convierta en un trámite a cumplir, es necesario que ésta se integre en la estrategia de la compañía. El proveedor debe estar informado de cuáles son los criterios de su evaluación y se le debe acompañar y ayudar en su cumplimiento.
Es por ello que, si nuestro deseo como compañía es proteger y potenciar nuestra marca, la recomendación principal es fomentar la comunicación, el respeto y la confianza del proveedor apoyándose en las herramientas descritas para poder llevar a cabo esta gestión de forma eficiente. Es así como mitigaremos el riesgo y las consecuencias que podría ocasionar el tener como proveedor a alguien que no cumple con los requisitos que como compañía exigimos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario