jueves, 19 de noviembre de 2015

Diario de un comprador: y mi sueño…¡se cumplió!


Por: Pilar Cuesta

En la entrada anterior (Diario de un comprador: ¿Y si los sueños se cumplen?) hablábamos de los problemas a los que se enfrentan los compradores a la hora de ahorrar, pues bien, ¡Ya tenemos solución!

¡Qué pasada de herramienta! Parece increíble pero es cierto. ¡Cuántas cosas me ha ayudado a conseguir!
  • Accionistas contentos, porque hemos ahorrado un 11% en una de las categorías estratégicas donde pensábamos que era imposible ahorrar más
  • Jefes contentos, porque han podido tomar decisiones objetivas, avaladas por datos económicos reales y no por intuiciones
  • Proveedores contentos porque trabajan en lo que realmente les interesa. Es más, ya no los llamo proveedores sino partners
  • Clientes contentos, porque la calidad de nuestros servicios ha mejorado al asegurarnos que estamos trabajando con los mejores proveedores del mercado
  • Y yo, que también estoy contento, porque poniendo en práctica la metodología de “Collaborative Sourcing” siento que he hecho muy buen trabajo, me he ganado el reconocimiento de mis superiores y el respeto de mis proveedores. Además, he cumplido objetivos así que cobraré mi bono!
Y, ¿cómo lo conseguí?
Utilizando una herramienta tecnológica específicamente diseñada para poner en práctica esta metodología. Celebré, soportándome en ella, una licitación donde declaré cuáles eran mis necesidades e invité a muchos proveedores técnicamente aptos (muchos más de los que podría haber invitado por teléfono o email) a que reflejaran aquello que me podían ofrecer, encajase o no al 100% con lo que yo necesitaba. Hasta aquí todo es relativamente normal, de sentido común y se podría haber hecho de cualquier otra manera.
Pero, lo realmente valioso y diferenciador de la herramienta es su motor de optimización, que te permite analizar todas las ofertas recibidas e identificar el escenario de adjudicación óptimo, teniendo en cuenta todas aquellas restricciones del negocio, administrativas, técnicas y económicas que transforman la opción de adjudicación más económica en realista, viable y estable en el tiempo. Y además, el motor de optimización nos da información de qué impacto económico tiene cada una de las decisiones que vamos tomando con el fin de que las decisiones sean objetivas.

Como anécdota os contaré que siempre habíamos pensado que por restricciones logísticas sólo podíamos trabajar con dos proveedores. El motor de optimización nos ha ayudado a comprender que trabajando con cuatro proveedores en vez de con dos, podemos ahorrar al año 600.000 €, cifra que respalda que aprobemos una inversión para superar dicha restricción logística.

Si quieres saber más sobre la herramienta, haz clic aquí

No hay comentarios :

Publicar un comentario