jueves, 24 de septiembre de 2015

TELECOMUNICACIONES – ¿QUÉ QUEDA DESPUÉS DE LA OPTIMIZACIÓN?



Es muy importante distinguir las diferentes etapas dentro del Ciclo de Negociación Completo de las Telecomunicaciones y en cuales de ellas se pueden focalizar más los ahorros


El primer paso que deberá realizarse es una AUDITORÍA para conocer qué servicios se tienen contratados, qué condiciones aplican a cada uno de ellos y si estas condiciones están siendo bien aplicadas.
Una vez se ha comprobado cómo factura el operador telefónico por los servicios contratados, se procederá a realizar una NEGOCIACIÓN de las condiciones/servicios. Las tarifas y las soluciones que ofrece un operador varían considerablemente a lo largo del tiempo. La evolución del mercado y de la tecnología provoca soluciones mucho más económicas y mucho más eficientes y que en la mayor parte de los casos, las empresas destinatarias del servicio no conocen. De cara a la consecución de la mayor cantidad de ahorros, el buen conocimiento de las soluciones tecnológicas es clave para definir una buena estrategia de negociación.
Finalmente, una vez se ha negociado y se ha adjudicado esta categoría, es conveniente realizar un seguimiento del gasto. La herramienta que proporciona esta información se denomina TEM (Telecom Expense Management).
Es un error por parte de las empresas no utilizar este tipo de herramientas. La inversión que lleva la realización de un proyecto TEM,  frente a los ahorros potenciales que suele producir, queda amortizada en los primeros meses del estudio. Dentro de estos potenciales ahorros, se incluyen todos los ahorros por la incorrecta aplicación de las condiciones que se han pactado en la etapa anterior de negociación, como todos aquellos servicios que se optimizan haciendo un uso correcto de lo que se tiene contratado. 
La familia de las Telecomunicaciones, tiene la principal ventaja de que puede seguir produciendo ahorros (y de una manera considerable) una vez está el contrato en vigor, y se realiza un seguimiento recurrente.
Es especialmente relevante incidir en este punto cuando se viene de una negociación anterior. Normalmente entre la aplicación de las condiciones retroactivas desde la fecha de inicio real del contrato, y la fecha real en las que esas nuevas tarifas se reflejan en la facturación tras la firma del acuerdo (normalmente la negociación del clausulado dilata bastante este último paso), suele transcurrir un periodo de tiempo bastante importante y en el cual se pierden gran cantidad de ahorros. Recalcar, que en gran cantidad de ocasiones, los operadores en estos cálculos retroactivos cometen importantes errores a la hora de tarificar.
Como conclusión, hacer hincapié en algunas citas que indican algunas de las empresas dedicadas a la implantación de estos servicios: 
 “Ahora más que nunca, las organizaciones necesitan herramientas potentes y mejores prácticas para mantener sus costos de telecomunicaciones bajo control” (MDSL)
”Empresas de todos los tamaños pueden beneficiarse del uso de los servicios TEM para reducir actividades no esenciales y optimizar el gasto relacionado” (Gartner)





No hay comentarios :

Publicar un comentario