jueves, 22 de enero de 2015

El departamento de compras y la tierra prometida

Publicado por Jose Ortega

¿El cuándo o el cómo? Esta es la pregunta que hoy se cuestionan numerosas compañías en todo el mundo cuando ven como el mercado es cada vez más competitivo y solicitan departamentos de compras que posean las cualidades, herramientas y experiencia apropiada para afrontar los cambios.

La necesidad de que los departamentos de compras evolucionen es una realidad y las compañías tienen que afrontarlo. La amplitud de los casos a los que nos enfrentamos depende del sector y de la evolución de cada compañía. Es difícil encontrar una mecánica estándar para llevar a cabo esta evolución, además, de la creciente oferta de soluciones tecnológicas web, in-house, consultoría estratégica e interminables servicios que ofrecen el éxito. Definir qué solución es la ideal para cada compañía se convierte en un largo camino

El discurso y los casos de éxito suenan en todas partes, las compañías no quieren quedarse atrás, implantan nuevas soluciones y procedimientos creando una nueva generación de compañías en donde las Compras son una estrategia de negocio.

Hoy, la tendencia es preguntarse más por el cuándo que por el cómo hacer esta evolución. Queremos cruzar el rio lo más rápido posible, sin ser conscientes de que no poseemos los medios necesarios para llevar a cabo la travesía, convirtiendo el trayecto sencillo en un viaje largo y lleno de imprevistos. Irónicamente, la travesía hacia la tierra prometida que nos permitiría ahorrarnos tiempo y dinero nos ha supuesto todo lo contrario. 

Este discurso puede parecer evidente, no es tan común, por ese motivo, el objetivo es analizar aquellas particularidades que podremos encontrarnos en el camino, reflexionar sobre las mismas y trazar estratégicamente el mejor camino hacia el éxito. Analizar casos prácticos de distintas realidades de Departamentos de Compras, desde su punto de partida, posicionamiento e integración dentro de la compañía.
  

1 comentario :

  1. Estimado José . He leído con interés su entrada en el blog y me ha parecido muy acertada y oportuna. Gordito por todo
    Un saludo

    ResponderEliminar