lunes, 17 de noviembre de 2014

La RSE: Del todo vale a la conciencia social y personal


El sector de la empresa y los negocios está cambiando en los últimos años, la conciencia social está ganando la batalla al ahorro de costes a corto plazo, si no existe una política sostenible en el tiempo, a la larga genera un incremento en los costes. Comienzan así, a surgir soluciones a estas nuevas situaciones y a controversias que pueden aparecer en clientes o consumidores, la RSE.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una forma de dirigir la empresa basada en la gestión de los impactos, que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medio ambiente y sobre la sociedad en general. Una nueva forma de vida de las empresas, aunque voluntaria en la actualidad se está convirtiendo casi en obligatoria de forma natural.

Es la clave para que las empresas puedan perdurar con el paso del tiempo respetando su entorno en todos los ámbitos. Está demostrado que, aunque la aplicación de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) requiere de una dedicación inicial, esta se ve recompensada con la mejora que genera en la organización, incluyendo los ahorros económicos.

Esta tendencia se inició hace muchos años, cuando la ISO 9001 no importaba ni a empresas grandes ni pequeñas en invertir para cumplir con los cánones de la ISO era una pérdida de dinero y credibilidad.

Más de 20 años después de su nacimiento, es una de las normativas más requeridas para trabajar con cualquier proveedor. Es un elemento diferenciador en el que se demuestra que el proveedor trabaja bajo unos estándares de calidad que le hacen ser más eficiente, y además tiene la preocupación de mantenerlos a lo largo del tiempo. Y una normativa de obligado cumplimiento para poder evolucionar hacia un modelo sostenible en el tiempo.

¿Qué supone la RSE para los Departamentos de Compras? ¿Va a permitir que las empresas puedan seguir obteniendo beneficios?   

No hay comentarios :

Publicar un comentario