lunes, 28 de abril de 2014

Grupo Lecta (Torraspapel) Ahorra Costes en la Compra de Compuestos Químicos Gracias a la Subasta Electrónica

Grupo Lecta (Torraspapel en España), uno de los mayores productores mundiales de papel estucado y líder europeo en papeles especiales, ha logrado un ahorro medio del 7,1% en diez subastas electrónicas, realizadas con la tecnología de BravoSolution, para la adquisición de distintos compuestos químicos.

Las subastas se celebraron en las fábricas del grupo Lecta: Torraspapel (España), Cartiere del Garda (Italia) y Condat (Francia). La primera de ellas, destinada a adquirir policloruro de aluminio, se realizó en las plantas de Rivá del Garda, Condat y en las plantas españolas de Motril, Zaragoza, Leitza, Uranga, Sant Joan y Sarriá. Las subastas posteriores tuvieron como objeto la adquisición de productos para los centros de Zaragoza, Leitza y Uranga.

Los productos subastados, como el citado policloruro o el acetato de etilo, el agua oxigenada, el ácido sulfúrico, la sosa cáustica o el metanol, se emplean en la fabricación del papel y también para el tratamiento de aguas, el blanqueado del papel y de la pulpa.

De los 50 proveedores registrados, 19 fueron adjudicatarios de algún lote de los productos subastados.

Modelo de evolución a los procedimientos online


Torraspapel considera que la subasta electrónica es un procedimiento interesante para los productos químicos, ya que son bienes estandarizados en concentración y uso. Los proveedores ofrecen el mismo producto y la misma solución, por lo que la configuración de la subasta electrónica es sencilla.

El único impedimento que puede existir es la fluctuación de precio de algunos productos, como la sosa cáustica o el acetato de etilo, lo que se evita indexando el precio a los márgenes del proveedor o a precios de referencia.

Además de materias primas, las plataformas electrónicas permiten subastar una amplísima variedad de bienes y servicios: suministro energético (electricidad, gas, etc.), compra de material, vestuario, equipamiento de todo tipo, logística, etc.

El sistema electrónico aporta beneficios desde el lanzamiento de la oferta hasta la adjudicación final: ahorro económico, menor duración, drástica reducción de la burocracia y el papeleo, mayor transparencia y mayor fiabilidad de los potenciales licitadores.
  

No hay comentarios :

Publicar un comentario