lunes, 31 de marzo de 2014

Ventajas del Proceso de Homologación de Proveedores

Debido al escenario económico actual y a la inestabilidad del mismo, los departamentos de compras se han visto obligados a desarrollar procedimientos que les permitan verificar y evaluar las relaciones con sus actuales o futuros proveedores. Lo que en el pasado era un procedimiento de los departamentos de compras más evolucionados, se ha convertido en la actualidad en un proceso a desarrollar por todos los profesionales de este sector que entienden que llevar a cabo un proceso de homologación de proveedores es sinónimo de reducción del riesgo y aumento del éxito en el ciclo de compras.

Ventajas del Proceso de Homologación de Proveedores
Se pueden clasificar las ventajas de un proceso de homologación de proveedores en cuatro grandes grupos:

Calidad
a. Mayor conocimiento del grado de adecuación del proveedor a las necesidades del cliente.
b. Evaluación de la capacidad de los proveedores para cumplir los estándares de calidad requeridos.
c. Mayor confidencialidad y seguridad de la información.

Tiempo
a. Menor tiempo en realizar estudios de mercado al trabajar siempre con proveedores homologados. b. Reducción de tiempos de entrega al conocer los proveedores las particularidades del cliente.

Precio
a. Se alcanzan relaciones basadas en la confianza con los proveedores, alcanzando una posición como cliente estratégico para ellos, lo que implica en muchas ocasiones conseguir ventajas económicas.

Riesgo
a. Se minimiza el riesgo de trabajar con proveedores que no puedan cumplir con sus compromisos o tengan problemas de solvencia económica, entre otros.
b. Se reduce el riesgo de trabajar con proveedores que han prestado un mal servicio en el pasado al realizarse un seguimiento continuo sobre la actividad de proveedor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario