miércoles, 15 de enero de 2014

Análisis de Conformidad del Gasto: una oportunidad perdida (Parte 1)


Aunque la mayoría de las empresas desarrollan medidas de análisis de gasto para determinadas actuaciones, sólo un pequeño porcentaje las implementa con todo su potencial posible. Para la gran mayoría, no es más que un ejercicio a final de año que busca lograr una instantánea del gasto actual, e identificar algunas maneras de aligerar la estructura de costes cortando “la fruta más madura del árbol”. Los ahorros obtenidos son esporádicos y no recurrentes, dejando aquellos que serían más consistentes y recurrentes sin tocar. Sin una visibilidad del gasto en tiempo real, aquel coste sobrante sigue oculto e inevitablemente seguirá permaneciendo en nuestra organización.

¿Qué ocurre en las compañías? De un lado, una percepción errónea del tiempo y los recursos que son necesarios para poner en marcha prácticas efectivas de análisis integral del gasto, y de otro, una cultura empresarial que cree que el análisis del gasto es un tema que afecta sólo al Departamento de Compras y que no está vinculado con la estrategia general de la Compañía. Al mismo tiempo, existe la idea de que el análisis del gasto sólo se puede realizar con un gran nivel de calidad de datos, sin embargo, el cumplimiento a menudo se mide en términos tan básicos como la calidad del proveedor o el precio por producto, para lo cual siempre deberíamos disponer de los datos. Incluso existen modelos más flexibles en función de cada categoría de gasto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario