lunes, 2 de septiembre de 2013

Gestión del Talento en Compras: Perfiles Antiguos y Nuevos

En el pasado, los conocimientos necesarios para gestionar las compras en la empresa se adquirían con la experiencia profesional, pero cada vez más, los recién titulados que entran en el mercado laboral tienen la oportunidad de aprender sobre la Gestión de las Compras, ya que instituciones como IQS o AERCE facilitan este tipo de formaciones enriqueciendo el perfil del titulado. Estos cursos permiten al titulado especializarse en Compras y conocer los procesos y la tecnología que le facilitarán el camino del éxito.

Hoy en día, estas dos figuras convergen en las empresas y nos encontramos con perfiles que han adquirido el conocimiento con años de experiencia y otros perfiles que han adquirido su conocimiento en compras de forma académica. Para el éxito de la organización, es necesaria la unificación en el perfil y en la mentalidad estratégica del comprador.

Los fundamentos del comprador deben centrarse en:

Percepción dentro de la organización: El valor del comprador depende de la opinión que tengan sobre él los clientes internos. Los nuevos CPO centran sus esfuerzos en la creación de valor en áreas clave de la organización, dejando atrás el objetivo único de precio por producto. Es vital que el Departamento de Compras entienda que su cometido es dar servicio a clientes internos, entendiendo las necesidades de la organización en cada momento.

Percepción fuera de la organización: El Departamento de Compras debe ver a sus proveedores clave como una extensión de su propia organización, obteniendo beneficios mutuos para que el proveedor sea capaz de mantener nuestra propia organización.

Mejora continua: Cada individuo incorpora unas habilidades únicas a la organización, por lo que los mejores Departamentos de Compras identifican el conocimiento de cada miembro del equipo, teniendo en cuenta sus talentos individuales y las habilidades que cada individuo debe aprender para su crecimiento profesional.

El cambio de mentalidad debe empapar a toda la organización, desde la máxima posición, a las posiciones más bajas en la jerarquía. Para los CPOs, el reto está en conseguir un rol de profesor y facilitador. Para el resto del equipo, el reto consiste en la mejora continua en sus cometidos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario