jueves, 5 de septiembre de 2013

Gestión de Proveedores: De lo Fácil a lo Difícil

La Gestión de Proveedores es el arte de gestionar a los proveedores de la manera más beneficiosa para el comprador. Parece sencillo, pero deja de serlo cuando nos damos cuenta de que cada proveedor es diferente, sus productos y servicios son distintos y sus relaciones con la organización también. 

Peter Kraljic introdujo un modelo en los años 80 para ayudar a las compañías a ver la Gestión de Proveedores de una manera distinta. El modelo es sencillo y se basa en los productos y servicios que la compañía compra.  

Este modelo relaciona el eje X con el riesgo o habilidad para proveer el producto (de menor a mayor) y el eje Y es el impacto en gasto y beneficio en tu compañía (de menor a mayor). Los cuadrantes que resultan son: bienes fácilmente adquiribles, commodities que pueden generar mejores relaciones calidad-precio, bienes estratégicos que pueden ser diversificados y explotados para obtener mejores resultados; y por último, los bienes “cuello de botella” en los que existe riesgo al no poder asegurar el volumen necesario. 

Cada proveedor puede estar suministrando bienes en todos los cuadrantes, en algunos o en sólo uno. De todos modos, cada uno tiene la responsabilidad de cumplir en base a las necesidades de la empresa. Cómo gestionar al proveedor en relación a cada bien particular en cada cuadrante puede simplificar o complicar el proceso de negocio. Los bienes con un bajo impacto beneficio/gasto y con poco riesgo, pueden ser comprados en cualquier lugar y representan un objetivo fácil de adquirir. Hay otros bienes, que son más difíciles de adquirir, como aquellos que son el identificador único de tu producto o el elemento principal del servicio o producto que vendes. Estos bienes pueden tener un proceso de revisión y aprobación más complicado, contratos muy complejos, requisitos de inventario, cláusulas de garantía y términos especiales de pago. La conclusión que se obtiene, es que los bienes a adquirir son más complejos cuanto más unidos al proceso de negocio estén. Cuanto más impacto gasto/beneficio y mayor riesgo haya, más compleja será la gestión de proveedores y el proceso de negocio. 

La reducción de la complejidad hará la Gestión de Proveedores más fácil: los modelos que transforman cada cuadrante en un proceso de negocio jerárquico son el modo más sencillo para reducir dicha complejidad. Para bienes fáciles de adquirir, el mejor método es el catálogo, y para bienes con un elevado riesgo y procesos de revisión antes de la compra y del contrato, los procesos de negocio pueden reducir la complejidad y simplificar la Gestión de Proveedores.

No hay comentarios :

Publicar un comentario