martes, 19 de marzo de 2013

¿Qué podemos aprender de los Business Travellers?


Una reciente encuesta realizada por BusinessTravel News apunta que la política de viajes de negocios enfrenta a viajeros y profesionales de compras. Sólo el 54% de las personas que tenían planificados viajes de negocios eran conscientes de la política real de viajes de su compañía, frente al 95% de los compradores responsables de comprar su propio billete; el 31% de los viajeros creían que había una política de viajes no escrita, frente a un 5% de los compradores; el 12% de las personas que viajaban por trabajo dijeron que no había una política corporativa escrita frente a un 0% de los compradores; y un 4% de los business travellers no conocían su política frente a un 0% de los compradores. La conclusión principal que sale a la luz es que la política de viajes puede ser fijada por los profesionales de compras, pero la adherencia a la misma es a menudo un punto de disputa. 

Las preferencias, flexibilidad, estabilidad profesional/personal, los requerimientos de trabajo, el puesto del trabajo e incluso la edad del pasajero marcan la diferencia en el cumplimiento de la política de viajes. Los pasajeros más jóvenes suelen reservar sus viajes a través de internet y de sus teléfonos móviles; mientras que individuos más mayores prefieren hacer uso de agencias de viaje para hacer sus reservas. Algunas profesionales trabajan largas jornadas y hacen viajes puntuales, mientras otros viajan durante largas jornadas. Muchos viajeros ajustan su calendario al parte meteorológico, emergencias familiares, retrasos de clientes e imprevistos, y en cambio otros prefieren ajustar sus viajes de trabajo con el destino de sus vacaciones. Todas las cuestiones demográficas, de flexibilidad, de complejidad y agilidad juegan un papel importante en los viajes de negocios. 

Todas estas circunstancias se suman y dan como resultado el incumplimiento de las políticas corporativas de viajes. Ya sea por cambios en el trabajo o por circunstancias personales, el resultado es un incremento en la eficiencia de la empresa, por lo que podemos decir que los business travellers son un ejemplo a seguir por las empresas en general: un poco de flexibilidad, visibilidad y cambios en las circunstancias nos llevan a ventajas mayores que las obtenidas con una política estática. Los cambios ocurren a diario, por lo que hay que aprovecharlos para obtener mejores resultados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario